REPUBLICA DE LAS GAVIOTAS

Tuesday, November 25, 2008

-¿CUÁNDO FUE LA ÚLTIMA VEZ QUE FUÍ AL CINE? (PARTE XI)-

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
PORTADORA DE UNA VISUALIDAD DINÁMICA Y REFLEXIVA COMO POCAS, “MY BLUEBERRY NIGHTS” LLEGA A REFRESCAR LA CARTELERA DE FILMES EN SALAS NACIONALES PRECEDIDA DE UNA TIBIA RECEPCIÓN EN CANNES 2007. DEBIDO A SU ATRACTIVO MONTAJE DE IMÁGENES, QUE POR VELOCIDAD Y CONTRASTES NOS REMITE EN VARIAS SECUENCIAS AL VIDEO-CLIP, ES TAL VEZ COMO MEJOR SE EXPLICA ESTE PRIMER LARGO EN INGLÉS DEL DIRECTOR CHINO WONG KAR WAI. LOS PLANOS LARGOS CARACTERÍSTICOS DEL CREADOR DE PELÍCULAS COMO "2046" Y EL CORTO “LA MANO” EN LA TRILOGÍA "EROS" CAMBIAN SU MÉTODO AL RETRATAR LA CELERIDAD DE LAS URBES NORTEAMERICANAS ATRAVÉS DE SUS BARES Y RESTAURANTES, ACOMPAÑADO CON UN ELENCO DE JÓVENES ACTORES TAQUILLEROS DE HOLLYWOOD, TODOS –Y AQUÍ HAY OTRO CAMBIO-, BELLOS ROSTROS OCCIDENTALES COMO JUDE LAW (JEREMY ), NATALIE PORTMAN (LESLIE), RACHEL WEISZ (SUE LYNNE) -LUCIENDO TAN HERMOSAMENTE EBRIA-, Y DAVID STRATHAIRN (ARNIE), TAL VEZ LA INTERPRETACIÓN MÁS CONTUNDENTE DEL CONJUNTO. PARA EL ROL PROTAGÓNICO EL DIRECTOR RECLUTA A LA COMPOSITORA DE JAZZ NORAH JONES (ELIZABETH), “UNA ACTRIZ NATURAL” SEGÚN EL PROPIO REALIZADOR Y UN CLARO INDICIO DE LA IMPORTANCIA QUE PARA ÉL, TIENE LA RELACIÓN BANDA SONORA- IMAGEN EN MOVIMIENTO COMO RECURSO PARA CREAR ATMÓSFERAS. PARA ELLO DISEÑA UN SOUNDTRACK CERCANO AL JAZZ Y JUNTO A MÁS DE ALGUNA BALADA POPERA NOS ESTREGA TRES TEMAS DE RY COODER ( “ELY NEVADA”, “LONG RIDE” & “BUS RIDE”) OTRO INTERPRETADO POR LA PROPIA NORAH JONES (“THE STORY”) Y ALGUNAS JOYITAS DEL RYTHM AND BLUES A CARGO DE OTIS REDDING (“TRY A LITTLE TENDERNESS”), AMOS LEE (“SKIPPING STONE”), RUTH BROWN (“LOOKING BACK”), MAVIS STAPLES (“EYES ON THE PRIZE”), MÁS UN COVER DE “HARVEST MOON” COMPUESTO POR EL YA MÍTICO NEIL YOUNG E INTERPRETADO POR CASSANDRA WILSON.

INTERESANTE CANJE EN LO MUSICAL Y EN LO ESTÉTICO QUE LE PERMITE AL DIRECTOR DE “IN THE MOOD FOR LOVE” VARIAR EN LO ESCÉNICO, CAMBIANDO EL SEPIA DE HONG KONG POR EL ARTIFICIO LUMÍNICO DE NORTEAMERICA; AUNQUE CON “MY BLUEBERRY NIGHTS” EL TEMA SEGUIRÁ SIENDO EL MISMO DE TODAS SUS PELÍCULAS: LA IMPOSIBILIDAD DE ENCONTRAR EL VERDADERO AMOR Y EN SU CONTRACARA, LA PÉRDIDA IRREMEDIABLE DE ÉSTE. NORAH JONES EJECUTA AQUÍ DIGNAMENTE SU ROL COMO HILO CONDUCTOR DE UN TEJIDO DE HISTORIAS DE CORAZONES ROTOS QUE INTEGRAN LA PELÍCULA, AMBIENTADAS EN BOLICHES NOCTURNOS ILUMINADOS CON UNA FOTOGRAFÍA MEZCLA DE NEÓN DIFUMINADO Y CONTRASTES EN LA VELOCIDAD DE LOS PLANOS SECUENCIA QUE MUCHAS VECES CAEN -COMO NO- HASTA LA CONTEMPLACIÓN ABSOLUTA, SIN MOVIMIENTO APARENTE COMO UNA FORMA DE RESALTAR LAS EMOCIONES DE LOS PERSONAJES; OLIENDO CLARAMENTE A IMÁGENES INSPIRADAS EN LAS PINTURAS DE EDWARD HOPPER QUE ENSEÑAN LA SOLEDAD, DEPRESIÓN Y EL HASTÍO DE LA CULTURA NORTEAMERICANA. UN ESTILO VISUAL DE IMÁGENES DEPURADAS Y ALGO BARROCAS QUE APUESTA A ENFATIZAR EL DESAMPARO QUE VIENE TRAS UN FRACASO EMOCIONAL Y LA BÚSQUEDA POR SUPERAR TODO EL VACÍO QUE CONLLEVA.

LA PELÍCULA COMIENZA EN NUEVA YORK Y CONTÍNUA A LO LARGO DE LA RUTA 66, LA MISMA QUE INMORTALIZARA JACK KEROUAC EN SU LIBRO “EN EL CAMINO”, TRANSFORMÁNDOSE LUEGO DEL PRIMER CUARTO DEL FILME, EN UNA ROAD MOVIE QUE EXPLORA EL ABANDONO Y TAMBIÉN LA MUERTE. MOVIDA POR SU RECIENTE QUIEBRE EMOCIONAL, ELIZABETH VIAJA POR NORTEAMÉRICA BUSCANDO ACLARARSE MIENTRAS ESCRIBE CARTAS A JEREMY, EL DUEÑO DE UN PEQUEÑO BAR NEWYORKINO CON EL CUAL SE HA SINCERADO ESTABLECIENDO SIN DARSE CUENTA ALGO MÁS QUE UNA AMISTAD; QUE MANTIENE ATRAVÉS DE ÉSTA RELACIÓN EPISTOLAR. AL RESPECTO EL MISMO REALIZADOR DESCRIBE EL GUIÓN DE SU PELÍCULA COMO “LA HISTORIA DE UNA MUJER QUE TOMA EL CAMINO LARGO -Y NO EL MÁS CORTO- PARA ENCONTRARSE CON EL HOMBRE QUE AMA”. EN ÉSTE RODEO DE MÁS DE 100 MINUTOS, WONG KAR WAI TRABAJA EN LO QUE PODRÍAMOS LLAMAR “LA POÉTICA DE LA IMAGEN” EXPLORANDO LA URGENCIA QUE MUEVE A SUS PERSONAJES DURANTE ÉSTE VIAJE DRAMÁTICO POR CRUZAR LA DISTANCIA ENTRE EL ROMPIMIENTO EMOCIONAL Y LA OPORTUNIDAD DE UN NUEVO COMIENZO.

ELIZABETH TRABAJA EN UN BAR EN MEMPHIS, TENNESSEE Y AHORRA PARA COMPRARSE UN AUTOMÓVIL, ( LEGENDARIO INSTRUMENTO DE LA EVASIÓN NORTEAMERICANA QUE NOS RECUERDA A OTRAS PELÍCULAS DEL GÉNERO COMO PARÍS-TEXAS, THELMA & LOUISE) Y CONOCE ALLÍ A ARNIE, UN POLÍCIA QUE SE EMBORRACHA CADA NOCHE EN LA BARRA TRAS NO PODER SUPERAR EL HECHO QUE SU ESPOSA SUE LYNNE LO HA ABANDONADO. ARNIE CONFIESA HABER TRATADO DE DEJAR DE BEBER MUCHAS VECES PERO EL TORMENTO DE NO PODER RECUPERAR A LA PERSONA QUE AMA, LO HACE REPENTINAMENTE COLAPSAR HASTA CHOCAR SU AUTO CONTRA UN POSTE MATÁNDOSE EN EL ACTO, SIN ANTES HABER GOLPEADO BRUTALMENTE AL AMANTE DE SU ESPOSA HASTA NOQUEARLO. RESULTA INTERESANTE VER COMO WONG KAR WAI VA PRESENTANDO A SUS PERSONAJES ATRAVÉS DE LA PELÍCULA, Y EN ESPECIAL EL CASO DEL POLÍCIA, LLENO DE CONTRADICCIONES Y CONSUMIDO POR LOS RECUERDOS, HECHOS QUE LO HACEN SER -QUE DUDA CABE- UNA DE LAS ACTUACIONES MÁS POTENTES –SINO LA ÚNICA- DEL FILME.

Y ES AQUÍ DONDE LA PELÍCULA ADQUIERE MAYOR DENSIDAD. ELIZABETH, ENFRENTADA POR LA HISTORIA A SER TESTIGO DE SU PROPIO REFLEJO EN EL ESPEJO, ESCRIBE EN UNA DE SUS CARTAS A JEREMY: “QUIERO PENSAR EN LO QUE QUEDA DE UNO FINALMENTE EN LA MEMORIA DE LOS OTROS, LA FUERZA DE LOS HECHOS O TAL VEZ SÓLO LOS NÚMEROS DE ALGUNA CUENTA PERDIDA EN UN BAR”.

EL ESTILO DE DIRECCIÓN DE WONG KAR WAI REQUIERE MUCHO DE LOS ACTORES Y ÉSO SE NOTA ESPECIALMENTE EN ESCENAS COMO ÉSTA. NO OLVIDEMOS QUE EL AUTOR CHINO TRABAJA RODANDO SIN GUIÓN, LO QUE OBLIGA A LOS ACTORES A ESTAR A LA ALTURA DE SUS PERSONAJES. WONG KAR WAI ES CONOCIDO POR RE-ESCRIBIR DIARIAMENTE SUS ARGUMENTOS DURANTE LA FILMACIÓN Y ESTOS CONSTANTES CAMBIOS HACEN QUE LA MAYORÍA DE LAS VECES SUS PELÍCULAS TARDEN BASTANTE EN REALIZARSE, ALGO QUE TAMBIÉN PERMITE –SABIA PARADOJA ORIENTAL- QUE ELLAS MISMAS ENCUENTREN SU CAMINO, DANDO PIÉ A UNA HISTORIA VIVIENTE EN EL MOMENTO PRECISO EN QUE ESTÁ SIENDO EJECUTADA.

CON UN NUEVO TRABAJO ÉSTA VEZ EN UN CASINO, ELIZABETH CONOCE A LESLIE, UNA JUGADORA DE PÓKER QUE TRAS HABER PERDIDO TODO EN LA ÚLTIMA MANO, LOGRA CONVENCER A LA PROTAGONISTA QUE LE PRESTE TODOS SUS AHORROS PARA JUGARLOS, CON LA PROMESA DE DIVIDIR LAS GANACIAS O EN EL PEOR DE LOS CASOS, DARLE A ELIZABETH SU PROPIO AUTO. LOS HECHOS QUE POSTERIORMENTE SUCEDEN, OCULTAN ALGUNOS SECRETOS QUE SE VAN REVELADO MIENTRAS JUNTAS VIAJAN A LAS VEGAS, DONDE VIVE EL PADRE DE LESLIE, QUE LES PRESTARÁ EL DINERO PARA SEGUIR APOSTANDO. PERO AL LLEGAR ALLÍ SE ENFRENTARÁN A LA SORPRESIVA MUERTE DE ÉSTE Y LA CONTRADICTORIA, PERO COHERENTE CONFESIÓN FINAL DE SU HIJA.

CON UN GRAN JUEGO DE ELIPSIS Y UN DESPLIEGUE VISUAL ÚNICO, SI BIEN ALGO EXCESIVO, “MY BLUEBERRY NIGHTS” EXPONE EN EL CARÁCTER PSICOLÓGICO DE SUS PERSONAJES A SERES ATORMENTADOS ALEJADOS DEL CLICHÉ PEGAJOSO Y ROMÁNTICO DE OTROS FILMES DE ÉSTE TIPO Y ENTREGADOS SIN RESGUARDO, A LOS RIESGOS DE AMAR. INDIVIDUOS QUE DESENCANTADOS CON SUS VIDAS E IMPOSIBILITADOS DE SUPERAR EL DESAFÍO DEL FRACASO ENSEÑARÁN A ELIZABETH (Y TAL VEZ A NOSOTROS MISMOS) A RECONOCER LA VERDADERA PROFUNDIDAD DE LA SOLEDAD Y EL VACÍO, COMENZANDO A ENTENDER QUE SU PROPIO VIAJE –ÉSA BUSQUEDA URGENTE POR ENCONTRAR EL VERDADERO ESPÍRITU- ES PARTE DE UNA MAYOR EXPLORACIÓN DE SI MISMOS.

.
.



.



.



.



.
.
CLAUDIO RODRIGUEZ LANFRANCO, ARTISTA VISUAL Y POETA.

9 Comments:

Anonymous verenice said...

Vaya punto de Vista!

8:35 pm  
Anonymous try a little... said...

Nada como escuchar a Otis Redding apoyado en un vodka doble en la barra de una bar de Memphis
Tennessee...

1:59 pm  
Anonymous luisa corona desde said...

La penúltima pelicula de Wong Kar Wai (la última es una con Nicole Kidman aun en produccion) está lejos der ser una pelicula pretensiosa, y tiene el merito de desarrollar una historia simple, aunque llena de situaciones bizarras y personajes complejos y potentes como Arnie el policia.
Una pelicula llena de citas a a cultura y los mitos norteamericanos, como viajar por la ruta 66 (una referencia directa al kerouac de "on the road")trenes rapidos, jugadores de poker y atardeceres liando cigarrillos sueltos donde las locaciones en los bares; bares "reales" y no meras escenografias montadas para la ocasion, son un hecho no menor que la actualiza dentro del genero de "romantic road movie".

Un ejemplo de como el desamor puede seguir siendo tema, no importando desde que punto del planeta sea.

12:58 pm  
Anonymous VALERIE BLANCH said...

Todavía recuerdo tus comentarios sobre "Eros", ése film donde Wong Kar Wai representa la relacion imposible entre una prostituta oriental y su aprendiz costurero. Como olvidar tus palabras tan cercanas, que me movieron a ver la película recíen llegada a Chile y aprender como las sutilezas del amor pueden prolongarse hasta las butacas y hacer que una extranjera como yo pudiera salir del cine esa noche acompañada. Nada es al azar,segun parece,y lo confirma hoy el amor fuerte de este hombre que persiste y que conocí gracias a tí aquel dia y que aun me acompaña.

Gracias

4:19 pm  
Anonymous EL LORO DE 7 LENGUAS said...

hey Claudio, la fui a ver, pero ya la habían sacado de cartelera. tendré que esperar a la otra (a la otra será)
¿Ya fuiste a ver el documnetal sobre Stella Diaz Varín?. te adjunto el link del cine arte alameda. saludos

11:13 am  
Anonymous Anonymous said...

Típico. Las peliculas realmente buenas atraen poco publico y las multisalas solo las tienen en cartelera por una o dos semanas.

10:41 am  
Anonymous Sandy Brooks from Minnesota said...

A nice looking blog, full of poems and paintings of a real artist.

Congratulations for giving us a piece of Art.

2:15 pm  
Anonymous Anonymous said...

Solo Poesía de las tripas y el desamor...

11:12 am  
Blogger carlacryptic said...

So cool to see your artwork and the photos of people making art at the beach and then some of the work that resulted from it. I'll try and translate all of the writing so I can understand it then I'll post again. Thanks for participating in my mail art call! :)

6:47 pm  

Post a Comment

<< Home